- Sobre Cómic - https://sobrecomic.com -

La Viuda Negra: sus origenes

De moda ahora tras el film recientemente estrenado en pantalla de “Los Vengadores”, la Viuda Negra es una de las heroínas más aclamadas y conocidas del Universo Marvel. Su silueta explosiva, su cabellera pelirroja y su caracter seguro e indomable forjado durante años en labores de espionaje la han dotado de una personalidad única en un mundo, el de los superhéroes, inicialmente copado por los hombres.

Aunque fueron varias las figuras femeninas en los años 60 y 70, lo cierto es que la importancia de las superheroínas era muy relativa y casi secundaria respecto de los más conocidos Iron Man, Spiderman, Thor o Capitán América, por citar algunos. El paso de los años, el cambio de generación y la cada vez mayor importancia de la mujer en casi todos los campos de la sociedad se han visto también reflejado en el mundo de los cómics: ahora ya nadie imagina a unos Vengadores sin la Viuda Negra, sin Miss Marvel o sin La Avispa. Tanto es así, que el papel interpretado por la voluptuosa Scarlett Johansson, probablemente se vea refrendado en los cines por una película propia.

Natalia Alianova Romanova, nombre real de la Viuda Negra, nació para el cómic en el año 1962, de la mano de Stan Lee y Jack Kirby (cómo no) y apareció por primera vez en el número 52 de Tales of Suspense. En los años de la Guerra Fría, y habiendo nacido en la extinta URSS, el personaje no podía adquirir sino ribetes negros. Adoptada por la KGB soviética, su vida estaría ya por siempre unida al espionaje.

Tales of Suspense 52 – primera aparición de la Viuda Negra

Sin embargo, como su mismo traje, su linaje era aristocrática y su sangre, azul. Natalia Romanova era descendiente directa de los antiguos zares rusos pero acabaría siendo cuidada por un soldado ruso, Iván Petrovich, y ya de mayor, convertida en famosa bailarina. Bajo engaños, y creyendo fallecido a su esposo, Shostakov, Natasha decidió colaborar con el gobierno soviético, espiando a EEUU para la URSS. Su objetivo era, indudablemente, el más firme suministrador de material bélico para los americanos: Industrias Stark.

Tony Stark, alias Iron Man, se convertiría así en su primer gran enemigo. Varias misiones hubo de cumplir (o no cumplir, según se entienda) contra Stark, antes de unirse a Ojo de Halcón, otro criminal por aquel entonces, de quien acabaría enamorándose. Ya como La Viuda Negra, secuestrada e hipnotizada por los chinos, seguiría en lucha contra los americanos, hasta que finalmente liberada y ya, consciente de los engaños, decidió ofrecerse al mando de Shield.

Su vida ha sido una continua ida y venida del bien al mal, de un grupo a otro, hasta que finalmente parece haberse asentado con Los Vengadores de quien se ha convertido en una de sus principales protagonistas. Por medio no sólo mantuvo relaciones con Ojo de Halcón sino que también estuvo emparentada a Daredevil, pero el paso de los años y el final de la Guerra Fría convirtieron su oscuro personaje en una heroína difícil de llevar. Su verdadera alma, el leif motiv por el que vino al mundo parecía derrumbarse. Sus expectativas generales hubieron de transformarse sutilmente para pasar a enfrentarse, como tantas otras, a villanos cuyo único deseo es el poder y la destrucción del mundo.

Conocida como Natasha Romanoff, su traducción al inglés, ella sigue embutida en su oscuro traje de cuero y con su agilidad, destreza y habilidad en las artes marciales como principales armas. Aparte, claro está, de su picadura de veneno de la mortal araña, la Viuda Negra. Al fin y al cabo, de algún lado debía venirle el apodo con el que es mundialmente conocida.

Otras historias de héroes…