Spiderman: De vuelta al negro

Spiderman

Allá por el año 2007 se estrenó la tercera película de “Spiderman”, que dirigiera Sam Raimi, con por cierto poco acierto, y en ella se recuperaba la saga del traje negro que tan popular fue durante 1984. Por aquel entonces, Marvel quiso que los cómics de Spiderman estuvieran en sintonía con la película de forma que la estética gótica y, por supuesto, el traje negro debía volver.

Esta nueva saga comienza inmediatamente después del final de “Civil War” –en 1984 también fue después de otro crossover, “Secret War”, cuando comenzó-, y el guionista J. M. Straczynski ha tenido que encontrar el mejor pretexto para que Peter Parker se ponga voluntariamente el traje negro. El problema de esta excusa es que se antoja superficial, banal y sin sentido, pero aún siendo tolerantes al respecto Straczynski continua empeorando “De vuelta al negro”.

Spiderman

El argumento es igual de sencillo, sin complejidad alguna, e incluso carente de giros de guión que pudiera motivar al lector a continuar leyendo. Spiderman busca al malo de la “película” que resulta ser Kingpin, lo encuentra, se enfrenta a él, y ahora voy a chafar el final, le vence, y se termino lo que se daba, con la promesa de que en el siguiente volumen, llamado “Un día más”, que también publicara Panini dentro del sello “Marvel Deluxe”, el personaje va a sufrir el mayor cambio ocurrido en los últimos veinte años.

Es que en el guion del “reputado” –termino que me lo tomo como un eufemismo- Straczynski no hay nada más que sacar, seguramente el listo de turno encontrara diferentes sub-lecturas que justifiquen la genialidad del autor.

El dibujante Ron Garney tampoco se queda corto, su dibujo es muy correcto, pero carente del dinamismo que debiera tener Spiderman. Y cuando el dibujante puede lucirse en la esperada pelea entre héroe y villano, después de la lectura recordamos más los diálogos del guionista –seguramente lo mejor de Straczynski en este título- que cualquier pose, ángulo, composición o patada de Spiderman. También es cierto que en dicha pelea Kingpin no deja de ser más que un pelele en manos de Peter Parker, más por decisión de guión –en mi opinión, errónea- que por error narrativo, pero un Kingpin más combativo no hubiera estado de más.

Título: Spiderman: De vuelta al negro
Autor: Straczynski / Garney / Reinhold
Editorial: Panini comics
Sello: Marvel Deluxe
Elaboración: Cartoné, color
PVP: 15.00 €

Fotos: derechos de Panini

Imprimir este artículo

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top