True Blood, Secretos inconfesables

true-blood-secretos-inconfesables

La franquicia “True blood” inicia su andadura en el terreno de la viñeta con “Secretos inconfesables”, una obra que pretende seguir la estética oscura, sureña y erótica de la versión televisiva, con un diseño de personajes que respeta a los protagonista, y decorados extraídos de la película. Con la idea de alimentar a los seguidores cansados de esperar a la siguiente temporada o decepcionados por los pocos capítulos de cada una de ellas.

Seguramente, y esto es una apreciación personal, los creadores del cómic se ven limitados, lógicamente, por la imposibilidad de avanzar en la historia o de hacer evolucionar a los protagonistas, de manera que en aquel punto donde comience la franquicia en este medio, se mantendrá imperturbable.

Significa que los cómics ofrecerán historias alternativas a los guiones televisados, argumentos que naturalmente no tengan ninguna influencia en la trama oficial, y mucho menos influyan en la personalidad de los personajes. O los guionistas se curran grandes historias o me temo que la desgana se va apoderar de las versiones en viñetas, y ahora mismo parece que lo primero no se cumple de ninguna de las maneras.

true-blood-secretos-inconfesables

Me parece a mi que muy originales no han sido David Tischamn y Mariah Huenher, ni si quiera se han sido capaces de captar ese espíritu “picante”, de humor negro y pavor que define a una serie no recomendada a menores de 18 años, y por el contrario han ofrecido una historia más “comercial” y destinada a todos los públicos, debemos suponer que los cánones comerciales mandan y el cómic debe llegar al mayor número de lectores.

Aun así, no se justifica esta historia tan pobre, tediosa y predecible. En Merlott’s aparece un nuevo ser sobrenatural que secuestra a nuestros protagonistas: Sookie, Jason, Eric, Sam, Bill, Tara y Lafayette. Además de algunos anónimos que solo sirven para que se les maten, ya que alguien debe morir y en ninguno de los principales puede recaer esa faceta.

Dicha criatura se alimenta de los pensamientos o secretos más oscuros de sus victimas, cada uno de los personajes se verá obligado a relatar al secuestrador aquellos sucesos de los que se avergüenzan. Esto da juego para que en sucesivos flashbacks se nos muestre pequeñas historias de los personajes. Pero como habíamos comentado al comienzo de este post los guionistas no pueden relatar nada que interfiera en la “psicología” oficial de cada personaje, de manera que los secretos inconfesables de cada uno de ellos son tan pueriles como carentes de interés.

En el aspecto gráfico David Messina ofrece un trabajo aceptable con estilo realista pero con una narrativa bajo la dictadura de un guión falto de dinamismo.

La andadura de True Blood por el mundo de la viñeta comienza con tropezón, y es una lástima porque la serie de televisión ofrece un universo muy rico e incluso personajes secundarios que podrían ser explotados sin necesidad que se vea afectada la trama oficial.

Título: True Blood: Secretos inconfesables
Autor: David Tischaman, Mariah Huenher, David Messina. Historia creada por Alan Ball
Editorial: Panini cómics
Sello: 100%
Elaboración: Rústica con sobrecubierta y color.
PVP: 15.00 €
Fotos: panini comics

Imprimir este artículo

Tags: , , ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top