Batwoman, de Greg Rucka

batwoman

Batwoman debuta en Detective Cómics en 1956 en el número 233 de la mano de Bob Kane y Moldoff Sheldon. Kathy Kane qué así era su nombre cuando no llevaba máscara aparece con el propósito de convertirla en la pareja sentimental de Batman, con la intención de dejar al hombre murciélago fuera de toda sospecha de la acusación de homosexualidad que había recibido por parte del popular psiquiatra Fredric Wertham qué en 1954 había comenzado una cruzada contra el arte secuencial al considerarlo la causa principal de la delincuencia juvenil.

La posterior creación por parte de los editores del Comics Code Autorithy para autocensurar sus obras y apartar de las criticas a personalidades como Wertham fue el comienzo de la caída en ventas de los cómics del murciélago por lo endeble de sus propuestas argumentales, infantilizadas hasta extremos irrisorios.

La aventura solo duro hasta 1964, año donde se da de baja a Batwoman, personaje que los editores estaban convencidos de que iba a calar en el lector como anteriormente lo había hecho Supergirl, pero no fue así. Posteriormente, y con mayor éxito, Batgirl sustituirá a Batwoman en el rol femenino de la serie, pero eso ya es otra historia.

batwoman

El dúo creativo formado por Greg Rucka y J. H. Williams II aprovechan su trabajo en DC para ir recuperando al personaje, y tras varios éxitos como Batman: R.I.P. o Crisis Final logran que el personaje de un salto hasta convertirse en protagonista de una miniserie.

Mantienen la homosexualidad del personaje, tal vez un guiño contra la homobofia de Fredric Wertham, que después de muchos años se impone la tolerancia o algo parecido, por que Rucka no lo iba a tener tan fácil, algunos críticos y también lectores no veían con buenos ojos esa peculiaridad de Batwoman a lo que había que sumar el ateismo del personaje, ocasionando que la serie tardase cerca de un año en ver la luz, que lo haría por fin durante el 2009.

Batwoman, no solo por su identidad sexual y creencia antirreligiosa, sino por su fuerza psicológica y el misterio que la impregna la convierte en un personaje alejado de los cánones del cómic de superhéroes. Greg Rucka elabora una narrativa cercana al género de psicokillers, más acentuada en la segunda trama del volumen donde un asesino en serie va secuestrando a chicas adolescentes y las va mutilando. El misterio y la tensión psicológica están por encima de la acción gratuita.

J. H. Williams II hace un dibujo correcto capaz de captar los ambientes necesario que exige el guión de Rucka. En definitiva se trata de volumen que a pesar de no ser una serie redonda, a veces su lectura se hace muy amena.

Título: Batwoman
Autor: Greg Rucka, J. H. Williams III
Editorial: Planeta DeAgostini
Elaboración: Cartoné, color, 216 páginas.
PVP: 22.00 €
Fotos: derechos Planeta Deagostini

Imprimir este artículo

Tags: , ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top