La noche de la visita

la-noche-de-la-visita

Libro que ilustra y escribe Benoît Jacques, ganador del premio Baobab 2008 al mejor libro infantil publicado en Francia, que ahora la editorial A Buen Paso trae al mercado español.

El autor belga, pero con residencia en París, se caracteriza por una obra difícil de catalogar, tanto la técnica utilizada en su dibujo como la temática y el punto de vista del autor cruza líneas arriesgadas para ofrecer trabajos descarados.

En La noche de la visita hace una revisión de la fábula Caperucita Roja, que Charles Perrault incluía en su volumen de cuentos allá por 1697. Una parábola llena de crueldad con el propósito de prevenir a las niñas para que no se detuvieran a tratar con desconocidos.

Pero que fueron los hermanos Grimm que tras retomar el cuento y reescribirlo lograron que la fábula fuera conocida universalmente después de edulcorarla y hacerla menos atroz –y eso que Perrault ya había eliminado el sadismo final donde el lobo invita a Caperucita a comer carne, concretamente la de su abuela-.

la-noche-de-la-visita

Benoît Jacques nos presenta una abuela que mientras espera a su nieta acostada en la cama llaman a la puerta a medianoche, el misterioso invitado tendrá que vérselas con la anciana para que le abra la puerta.

Pero la cabezonería de la mujer y su sordera serán trabas mayores e inesperada para esa visita que llega de noche.

la-noche-de-la-visita

En clave de humor, y a veces con repiques de surrealismo el autor logra intrigar al lector que en todo momento se preguntará de que visita se trata y si de una vez va o no, la débil abuela abrir, la puerta.

El dibujo de Benoît acaricia el expresionismo. En tres colores, el negro y gris para la visita y el exterior de la casa, y el rojo y el negro para la abuela y el interior de su vivienda.

El dibujo es sencillo, alegórico y a veces monótono, y se me antoja que los 17.00 euros que cuesta esta historia son demasiados por la ansiedad y velocidad con que podemos leerlo. Solo son 112 páginas en tamaño pequeño y cuadrado, y además de una viñeta por página hace que, en menos de una hora devoremos, La noche de la visita.

Imprimir este artículo

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top