Kid Eternity

kid-eternity

Grant Morrison recupera el personaje clásico de DC Kid Eternity para reinventarlo, darle un mayor contenido y construirlo con mayor complejidad. Aunque el guionista, durante la mayor parte de esta revisión, cae en lo pretencioso y la fanfarronería, como si estuviéramos en carnavales le coloca a Kid Eternity una máscara de intelectualidad, pero tan transparente que el lector descubre con facilidad que detrás de ella esta todo vacío.

La agradable pintura de Duncan Fegredo, exquisito dibujo capaz de ambientar los estados emocionales requeridos, salvan a un Kid Eternity de caer en picado hacia el desastre.

La historia de Morrison, no solo es presuntuosa, sino también es aburrida, reiterativa y confusa, y no vayamos a equivocarnos con el termino “confuso”, que habrá muchos que tomen esta confusión como complejidad, y no lo es. Además, Grant Morrison hace uso de una verborrea, en muchas de sus páginas, inacabable, que apenas transmite algo. Un prueba muy sencilla, cuando comiencen a aburrirse sigan avanzando pero sin leer los intertitulos, se darán cuenta que poco se están perdiendo.

kid-eternity

Duncan Fegredo cumple con su dibujo hasta lo que le permite la narrativa impuesta por Morrison, pegándosele de esta parte de la confusión. Pero el dibujante es capaz de ambientar el mundo onírico-infernal que cuenta la historia, transportándonos al caos del infierno, utilizando una estética retro.

El humorista Jerry Sullivan sobrevive en garitos interpretando sus monólogos, pero cuando mezcla alcohol y la conducción sufre un accidente de tráfico que esta apunto de costarle la vida. Kid se le aparece en sueños y solicita su espíritu para que le acompañe al infierno a rescatar a su amigo Keep.  Kid Eternety, en su viaje por el infierno, esta a punto de descubir lo que más teme, la verdad.

Grant Morrison estructura la obra en cánticos al igual que lo hace Dante en La divina comedia, referencia directa que en ningún momento oculta, tal vez temiendo que el lector no se de cuenta de las fuentes.

Al igual que en la obra clásica Kid y Jerry, como Dante y Virgilio, viajan desde el paraíso hasta el infierno –en La divina comedia el viaje es al revés-, y tomando nota de la mitología griega Jerry desciende a los infiernos sin estar muerto como también lo hiciera Orfeo, y tras cruzar en la barca de Caronte, va con la intención de rescatar a Keep como el anterior hizo yendo en busca de su amada.

Obra llena de referencias, pero que no ayuda a ser de mayor calidad, solamente interesante por el trabajo de Fegredo.

Título: Kid Eternity
Autor: Gran Morrison / Duncan Fegredo
Editoria: Planeta DeAgostini
Sello: Vertigo
Elaboración: Cartoné
PVP: 13.95 euros
Fotos: derechos Planeta DeAgostini

Imprimir este artículo

Tags: , ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top