Los muertos vivientes: Aquí permanecemos

los-muertos-viventes

Novena entrega ésta de Los Muertos Vivientes, de una serie que con el tiempo se está convirtiendo en todo un clásico del género del terror: la calidad de sus guiones, el dibujo excelente y la magnífica narrativa son un conjunto de cualidades al servicio de una historia que a pesar de no reinventar el género –no podemos negar los cliché que integran el argumento- supone una bocanada de aire fresco en el caduco género de terror del siglo XXI.

Un mundo dominado por muertos que se levantan de sus tumbas, y unos pocos supervivientes luchando para que no desaparezca la raza humana y sobre todo por no perder su humanidad; una nueva civilización donde el hombre ha perdido su rol como ser dominante en la cadena de la naturaleza, y que por primera vez aflora los instintos más bajos del individuo que éticamente les coloca por debajo de los propios muertos vivientes.

Muertos que resucitan solo con el instinto de alimentarse y seguir caminando, de ahí que los protagonistas denominen a estos seres como “Los caminantes”. Seres carentes de inteligencia que se comportan como reptiles, desprovistos de un alma que les advierta la diferencia entre el bien y el mal. En frente tienen a los supervivientes, seres capaces de excluir toda su humanidad, caer en el egoísmo más atroz, hacer uso de la mayor vileza o deshacerse de toda solidaridad, solo con el propósito de lograr sus objetivos.

los-muertos-vivientes

En las dos entregas anteriores Robert Kirkman había caído en el desacierto de ocasionar giros de guión que no solo impedían avanzar la historia sin la que la volvía repetitiva y un “ya visto” demasiados veces, e incluso excesivamente predecible.

La primera idea que me llegaba era que ya se debía poner fin a la saga, y que solamente se alargaba porque las ventas le acompañaban. Después de leer “Aquí permanecemos” se observa un nuevo enfoque, más centrado en el intimismo y alejado de secuencias de acción clichés de esos dos anteriores números. Esta novena entrega logra mantener el nivel que había tenido la colección hasta el volumen seis, y es imposible adivinar que nos reserva el guionista.

los-muertos-vivientes

Padre e hijo, por ahora únicos supervivientes de los acontecimientos acontecidos en el anterior número, deambulan, por un mundo “post-apocalíptico” sin ningún objetivo en la vida, ningún destino que alcanzar y sin esperanzas, atormentado el primero, aterrorizado el segundo. La imaginación o locura es la única vía de escape, y el protagonista mantiene conversaciones ficticias a través de un teléfono inservible, mientras el pequeño Carl se prepara a afrontar el futuro él solo cuando su padre, herido, muera.

Charlie Adlard hace un dibujo en el mismo tono que los números anteriores, más que correcto, realista, explicito y dinámico. Una de las mejores series que podemos leer hoy día.

Título: Los muertos vivientes: Aquí permanecemos
Autor: Kirkman / Adlard / Rathburn
Editoria: Planeta DeAgostini
Sello: Image
Elaboración: Rústica
Páginas: 138. b/n
PVP: 7.50
Fotos: Planeta DeAgostini

Imprimir este artículo

Tags: , , ,

1 comentario

Comments RSS

  1. juani dice:

    entre a esta pagina por qe ya vi la primera temporada de the walking dead y ahora quiero ver como sigue

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top