Donde viven los monstruos

Portada de donde viven los monstruos

Con ocasión del inminente estreno en nuestra cartelera de la adaptación al cine Donde viven los monstruos a manos de Spike Jonze, creemos conveniente dedicarle un post a la obra gráfica original, historia que en su país de origen, los EEUU, atesora una gran popularidad, pero que en el nuestro, a pesar de existir una edición de lujo por parte del sello de Alfaguara Infantil no ha recibido la atención necesaria, al menos entre la mayoría de los lectores.

Lo mismo podemos señalar de su autor Maurice Sendak, muy reputado en su país de origen pero que en el nuestro poca consideración se le tiene fuera de los circuitos intelectuales. Algún lector estará considerando que la obra de Sendak no debería tratarse dentro de un contexto tebeístico.

Algo similar sucede con otro autor como Edward Gorey, su narrativa es la siguiente: una ilustración combinada con un texto de apoyo, y así sucesivamente, en una página puede haber una sola “viñeta” o una tira de varias según considere su autor. Ahora deberíamos preguntarnos qué diferencias hay entre un Gorey y un Winsor McCay o un Burne Hogarth, trío de autores que ilustraban y escribía con una narrativa similar. Mientras que los dos últimos sus publicaciones las vemos en las estanterías que las librerías asigna a la temática del cómic, a Gorey lo colocan en otro apartado más “adulto”, “intelectual” o cualquier otro termino con el que se le quiera asignar.


Donde viven los monstruos

Otro ejemplo ilustrativo es el género de la ciencia ficción, ¿por qué las librerías no colocan en la misma estantería designada al género títulos como 1984, Un mundo feliz o La guerra de las salamandras?

Sucede que cuando la calidad del título transciende al propio género, los libreros temen que la asignación de un género específico rebaje el valor del título, que Un mundo feliz se encuentre en lugar asignado a la filosofía, esto permite al lector “(poco)intelectual” dejar de lado todos los prejuicios que tiene contra un género al que destina a un público fútil y banal.

Creemos dejar claro suficientes criterio que nos permitan tratar un título como Donde viven los monstruos, escrito e ilustrado por Maurice Sendak.

Donde viven los monstruos

Donde viven los monstruos se publica por vez primera en el año 1963 y se convierte rápidamente en un éxito de ventas dentro como fuera de los EEUU. Es una obra muy difícil de leer por parte de un lector adulto, Sendak, al igual que un Michael Ende o un Roald Dahl, cuando escribían para un lector infantil lo hacían con todas las consecuencias, es decir, no caían en el error de querer ampliar a un abanico más amplio de lectores, ocasionando que la obra pudiera ser demasiado infantil para un publico adulto, o demasiado adulta para un publico infantil, quedando el texto en tierra de nadie.

A un niño solo le llega Donde viven los monstruos cuando su progenitores la compran, de los niños no va a salir la idea, primero porque es un título para jóvenes menores de siete años, y estos, o no disponen de ninguna clase de patrimonio para adquirirla, o por el contrario carecen de conocimientos suficientes para pedir a sus padres que le compren Donde viven los monstruos.

Si el estreno cinematográfico reventase la taquilla, es de seguro que alfaguara podría hacer el trimestre o incluso el año en ventas.

Por otra parte, como ocurre con el cine, los padres compran a sus hijos aquello que a ellos les gustan, sin considerar, la mayoría de veces, lo mejor para el niño. Esta idea es fácil advertirla en el cine, el padre no lleva a su hijo a ver la película que quiere sino la que le apetece a él.

La parrafada anterior es una idea de porque los aficionados al cómic y la ilustración desconocen a un Maurice Sendak. Si todos estamos de acuerdo de que se trata de una obra maestra destinada a un lector infantil, lo normal es que fuera muy conocida, y que todas las librerías especializadas en cómic la tuvieran en stock porque no debería dejarse de vender, ya que si realmente los padres quisieran iniciar a sus hijos en el mundo de la lectura e incluso en el de la ilustración y cómic ese título debería ser una compra obligada.

Donde viven los monstruos

De por sí Maurice Sendak, no solo es un autor complicado de leer, sino que la polémica siempre le acompaña, recordemos que su obra La cocina de la noche, es censurada con frecuencia debido a las referencias eróticas, ocasionado por los desnudos de menores de edad que aparecen, o que algunos dicen ver, seguramente más causa de la mente calenturienta de estos censores que de las intenciones del propio autor.

Sendak ilustra Donde viven los monstruos con la pretensión de atraer a su público infantil, logrando que el lector se identifique con su protagonista el niño Max disfrazado siempre de lobo. En Max vemos reflejado el miedo, los sueños prohibidos, las pesadillas o el deseo de libertad que tiene todo niño. Una búsqueda de la independencia de aquellos que no le comprenden. Dar salida a la rebeldía que todo niño tiene a edad temprana.

Después de que Max discuta con su madre, el niño crea en su habitación el mundo perfecto, una tierra salvaje donde pueda dar rienda suelta a sus travesuras sin que se lo impidan los mayores. En su mundo particular se divertirá y lo llenará de monstruos, aunque son seres que en un principio deberían aterrorizar a los niños, reconozcamos que cuando somos menores de edad son más atractivos los monstruos fantásticos que cualquier otra criatura, por eso Max habita su mundo solamente con Monstruos coronándose él como rey de todos los monstruos.

Pero como también nos ocurre a todos, el olor de una buena cena preparada por nuestra madre, el calor del cariño de nuestros padres y otras cosas nada fantásticas, aviva nuestra añoranza por aquellos momentos que no parecen importantes pero que sin ellos no somos nada.

Las ilustraciones de Sendak son de gran riqueza visual, y su influencia las podemos encontrar en una película como Dentro del laberinto de Jim Henson. Donde viven los monstruos ha sido galardonado con la Medalla Caldecott en 1964, el Premio Hans Christian Andersen de ilustración en 1970 y el Premio Memorial Astrid Lindaren en el 2003.

FICHA TECNICA DE DONDE VIVEN LOS MONSTRUOS

Título: Donde viven los monstruos
Autor: Maurice Sendak
Editorial: Alfaguara
Sello: Infantil
Elaboración: Cartoné apaisado
Páginas: 38, color
Precio: 13.45

Fotos: Derechos reservados editorial Alfaguara

Imprimir este artículo

Tags: , , ,

1 comentario

Comments RSS

  1. Pckaa dice:

    Esperando el ESTRENO! :D se ve wwenaa…

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top