Origen de Jana

Ilustración de Jana por Purita Campos

Jana nace del talento combinado del autor holandes Andries Brand y de la dibujante española Purita Campos, un personaje creado para protagonizar la revista holandesa de cómics llamada Tina, y es que Jana es bautizada en sus origines como el nombre de Tina, será a su llegada a España, en la revista Jana, cuando se le conocerá con este segundo nombre.

En el volumen segundo de la colección Purita Campos, dedicada a la recopilación de las mejores historias de Jana, que publica la editorial Glenat, en la página 93 la propia autora explica el origen del personaje a los entrevistadores Alina Entwistle y Jorge Armesto.

“Todo va encadenado. En los años 70 me dediqué a la ilustración de portadas para la revista Princesa Tina que se editaba en Inglaterra. Ya en 1971 la revista me encargó crear y realizar la serie Patty’s World (conocida en España como Esther y su mundo). No mucho tiempo después, la editorial holandesa Oberon comenzó a publicar su revista para niñas Tina, en cuyas páginas incluyó las historietas de Esther y otras historias inglesas y holandesas, con las que obtuvo un gran éxito. Años más tarde, la revista me pidió que creara el personaje de Tina, que recibía nombre del título de la revista y que en cierta manera la representaba.”

Tina sería editada en España por la editorial Sarpe, pero que llamarían Jana, tomando el nombre de la revista que publicaría sus historias, publicación dirigida por Ana Rosa Semprún –más conocida por ser la directora de Marie Claire-, y que además de los cómics, todos ellos adaptados de la revista hermana procedente Holanda, tenía otras secciones dedicadas a los animales de compañía, a la música o a los pasatiempos.

Jana tiene veinte pocos años, cabellos largos, encrespados y pelirrojos. Es atractiva, cautivadora y seductora. Modelo internacional, pero en una época que todavía no se estilaba eso de llegar a ser Top Model, así que la da para ser libre, dueña de sí mismo y sin dependencias sentimentales o económicas. Y comparte piso con la diseñadora Berta, que a su vez es su amiga y confidente.

Pagina interior de Jana

Los episodios eran, o son porque todavía hoy siguen publicándose en Holanda, autoconclusivos de género detectivesco combinado con algunas punzadas de género fantástico. Al contrario que Esther y su mundo, la obra cumbre de Purita Campos, causante de que Jana quedara siempre en un segundo lugar inmerecidamente, donde las historias se centraban en la psicología de los personajes, en Jana es el suspense y lo consiguientes giros de guión donde se sustenta la obra. También a diferencia de la obra mencionada, Jana no estaba sometida al realismo de la adolescencia de clase media, Campos podía hacerla viajar por todo el mundo no quedando exento ningún país exótico, podía o debía a causa de su profesión vestir de alta costura y a la moda.

En definitiva, Jana era la mujer con la que soñaba toda una generación de adolescentes.

Purita Campos aplicaba una calidad gráfica muy alta con viñetas muy coloridas y Andries Brand elaboraba historias que mantenía al lector pendiente hasta el final de las mismas.

Pagina interior de Jana

Las páginas que mostramos es un buen ejemplo de la calidad narrativa de Purita y el tono de las historias de Brand, para un público adolescente femenino, aunque el masculino iba a disfrutar de sus páginas igualmente, al que no tomaban por deficiente.

Jana camina por la calle ensimismada en las malas condiciones del barrio, observa a una mendiga que rebusca entre los cubos de basura y en unos barrenderos que riegan la calle. Los dos hombres, hastiados de su trabajo deciden romper su monotonía desviando la manguera para que el agua vaya a salpicar a la mendiga, esta se aparta refunfuñando mientras Jana continua su camino malhumorada por la acción de la que ha sido testigo. Ya Jana, cerca de su casa, oye de nuevo los gritos de la mendiga, se detiene y es entonces cuando decide entrometerse porque parece que la cosa va a mayores. Pero los lectores hasta que no pasemos la página no descubriremos que esta ocurriendo realmente.

Una acción real y pavorosa, de dos hombres comunes riéndose de una “sin techo”, eso es Jana, la combinación de una chispa de la realidad con la fantasía más salvaje, ahí reside el encanto de un cómic con el que cualquier lector/a podría indentificarse y entretenerse.

Fotos vía: páginas e ilustración extraida de la editorial Glenat

Imprimir este artículo

Tags: , , ,

1 comentario

Comments RSS

  1. Ana María García dice:

    Hola, amigos.
    Me llamo Ana y tengo un gran dilema. Busco desesperadamente un número de Jana en el que salió publicada una poesía mía de cuando era pequeña. La busco con mucha ansia y desesperación… ¿Podríais ayudarme? Si no recuerdo mal, se publicó cuando las chicas de la portada eran chicas de verdad. No sé a dónde dirigirme … :-(
    Muchas gracias por si acaso alguien me lee…
    Ana.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top