InuYasha, otro gran shōnen de Rumiko Takahashi

Inuyasha

Cualquier seguidor Otaku te dirá que el género más seguido y demandado en Japón es el Shōnen. En pocas palabras, éste tiene un público principalmente masculino -aunque las mujeres también se encuentran entre sus adeptas-, y en el que solemos asistir a historias repletas de acción donde el compañerismo es el principal de los valores. Comúnmente, uno o varios protagonistas viajan por el mundo en busca de algún objeto o persona, y en su periplo van conociendo a otros personajes que se suelen unir a la causa. Podría decirse que ésta es una característica genérica.

Dentro de este fantástico género se encuentra el manga/anime InuYasha (de la Diosa del Manga, Rumiko Takahashi, conocida por ser la autora de Ranma, principalmente), que nos cuenta las aventuras de un hanyō (mitad humano y demonio-perro) que se apodera de una Shikon no Tama -una especie de joya con poderes- para transformarse completamente en un Yökai -este término significa “demonio, espíritu o aparición”-, y así tener los poderes de estas criaturas que pueden tener forma animal y/o humana. No obstante, una sacerdotisa, Kikyō, en su último aliento de vida consigue confinarlo en el árbol Goshinboku disparándole una fecha sagrada.

Sin embargo, esta situación cambiará cuando Kagome, una joven de quince años que es en realidad la reencarnación de Kikyo (la sacerdotisa que confinó a InuYasha), es enviada por un demonio, el día de su cumpleaños, al Japón Feudal. Allí descubrirá quién es realmente y que en su interior se encuentra la Shikon no Tama (de ahí que pudiera viajar en el tiempo). Sin embargo, un monstruo consigue arrancarle la joya, por lo que debe despertar a InuYasha, que sigue confinado en el árbol. Eso sí, una vez derrotado y recuperada la joya, Kaede -hermana de Kikyo- coloca un collar a InuYasha que reprime su ardiente deseo por apoderarse de la Shikon no Tama.

Inuyasha

No obstante, otro demonio intenta robar de nuevo la joya, rompiéndola en varios pedazos que se dispersan por el mundo. Será entonces cuando InuYasha, Kagome y otros (personajes que se encontrarán por el camino) intentarán ir recuperando cada uno de los trozos. Y aquí paramos de contar o destriparemos la serie.

Respecto a otros aspectos del manga y anime hay que mencionar que empezó publicándose en la revista Shōnen Sunday en 1996 y terminó de publicarse el año pasado (2008). Por tanto, es evidente que tiene un gran número de episodios recopilados en 56 tomos (según algunas fuentes). Respecto al anime, tiene más de 160 episodios, varias OVAS (como cualquier serie que se precie) y varias películas. Todo un imperio InuYasha.

Actualmente, podemos disfrutar de este anime en el canal Animax.

Características:

Nombre: InuYasha.
Mangaka: Rumiko Takahashi.
Género: Shōnen, fantasía épica.

Imprimir este artículo

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top