Hugo Pratt, el artista

corto maltés

Nacido en una aldea cercana a Rímini (norte de Italia),  Hugo Pratt tenía el corazón en Venecia, ya que se crió en esa ciudad. Cuando en 1941, a la edad de 14 años fue internado en un campo de concentración durante la Segunda Guerra Mundial, ya conocía Etiopía, donde había viajado con sus padres a los 10 años y estaba fascinado por la gran aventura del hombre y de ese aspecto psicológico que es la soledad.

En mucha de esa soledad, tuvo su gran éxito El Sargento Kirk, que nació en la revista Misterix, la cual hizo célebre su nombre. Fue rescatado del campo de concentración por la Cruz Roja Internacional y devuelto a Italia en 1943, pero estuvo el tiempo suficiente para que sus heridas del alma necesitaran una vía de escape; utilizando el dibujo y creación de personajes para ello.

Terminada la más cruenta de las guerras, con ayuda de los guionistas de la revista Misterix, crea una revista donde dibuja “As de Espadas“. Desgraciadamente este trabajo fracasó, se enroló en la marina y cuando volvió, reincide con la revista, sin ningún resultado. Entonces, Buenos Aires vino al rescate; compra sus historietas y comienza su talentoso destino de creador.

Tal vez fue con el Sargento Kirk que encontró su personaje, su estilo y su lenguaje. Luego siguieron la creación de “Hombre de la Jungla” en 1950 y “El cacique blanco“, un año después. A esa altura, Hugo Pratt había deslumbrado por su conocimiento de la guerra africana en los años que le tocó mirarla de frente. Dirigió luego Misterix por un tiempo corto, antes de la desaparición de esa revista, en 1963 y regresó a Italia, desde donde trabajó para Inglaterra y otros países.

Había crecido y tenía todo un mundo de aventuras y de filosofía ante él. Como respuestas a estas inquietudes, nació esa joya del cómic mundial que es el CORTO MALTÉS. En el personaje se refleja el afán de jugar con la muerte y con la vida, conocer sus límites, llegar a tocar el fondo de lo esencial. Corto Maltes es un hombre de hoy, que recorre un mundo que se derrumba, jurando que hace lo mejor. Hay sutileza, ironía, belleza, ternura en su mirada llena de escenarios distantes como Port Said, el Orinoco, las Guayanas, etc…

Detrás de esa melancolía, está la violencia, el tiempo congelado, la desesperación de ser héroes, la importancia de ser hombres. Corto Maltés es la mayor creación de Hugo Pratt, el cual vale la pena conocer, ya que representa todo un hito en este mundo del arte secuencial.

Imprimir este artículo

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top