Omaha, la gatita que vuelve al comic

El pasado Salón del Cómic de Barcelona nos anunció la vuelta a los kioskos de una antigua serie que se hizo famosa en su momento, no sólo por la calidad de sus guiones, sino por su erotismo. Se trata de Omaha, the cat dancer.

 Omaha the cat dancer

Escrita en forma de drama, Omaha, the cat dancer nos presenta a una serie de personajes antropomórficos; ésto es, cruce entre animales y humanos, con la forma física de los primeros pero con los valores y sentimientos propios de los humanos. Un cómic donde se practica la libertad absoluta para resolver determinados momentos con escenas explícitas de sexo, si es necesario, como podría tratarse en cualquier película hoy día. Sexo, por otra parte, necesario pero no gratuito.

Omaha es una gata que trabaja como bailarina erótica en un local de alterne y que tiene por novio a Chuck con el que mantiene una relación apasionada pero al mismo tiempo tierna y entrañable. Sin embargo, el mundo que les envuelve está repleto de corrupción, de drogas, mafias o prostitución. Omaha se convierte así, casí, en una novela de cine negro americano, pero con unos personajes un tanto peculiares y un alto contenido erótico.

Sus creadores fueron el matrimonio Waller, formados por Reed Waller, que se encargaba de los dibujos, y su esposa Kate Worley, quien era la guionista. Sin embargo, su divorcio llevó a que Omaha, the cat dancer, dejara de publicarse en el año 1992. Kate Worley volvió a casarse, esta vez con Jim Vance, también guionista de cómics, y fue éste, a la muerte de Kate, quiens se encargaría en el año 2005 de retomar aquellos guiones que su esposa había dejado pendientes de publicar. Ahora es la editorial Astiberri quien vuelve a editar este cómic, catalogado como uno de los mejores cómics eróticos de todos los tiempos.

Imprimir este artículo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top