Descubriendo Arrowsmith

Y ya que hace nada que hablamos de Carlos Pacheco, ahora lo justo es (re)descubrir esa obra parida a dúo con Kurt Busiek llamada Arrowsmith. En principio se trataba de una miniserie de seis números, y aún lo es, pero las ganas de ambos autores (y de sus incondicionales) siempre han ido por los derroteros de hacer una segunda parte en principio de otros seis números. Aun estamos esperando el día que eso ocurra.

Arrowsmith

Arrowsmith trata sobre la historia de un muchacho llamado Fletcher Arrowsmith, en el año 1915 donde Europa está en plena guerra mundial, La Galia y sus aliados están en guerra contra los Poderes Centrales (Prusia, Baviera, Swabia y el imperio Triolia-Hungaro), pero la amenaza de guerra se extiende a todo el mundo, incluso hasta el pequeño pueblo en los Estados Unidos de Columbia en el que vive Fletcher, que no es más que el hijo del herrero, pero su valor le hace alistarse a escondidas en el Cuerpo Aéreo Trasatlántico (las fuerzas aéreas aliadas) para participar en la refriega.

Pero esta guerra que muchos podríais comparar con la Primera Guerra Mundial perfectamente, tiene de particular que sucede y se desarrolla en un mundo salido de las fábulas de la Dragonlance o de la mente de Tolkien o C. S. Lewis, donde elfos, trolls, duendes, dragones y toda clase de seres mágicos conviven con los seres humanos y luchan contra ellos.

A la exquisita prosa de Kurt Busiek, uno de mis favoritos a la hora de escribir si bien algunas de sus obras son un tanto ligeras para mi gusto, se une el tándem español formado por Carlos Pacheco y Jesús Merino en una fase de acoplamiento total entre el lápiz de Pacheco y las tintas de Merino, después de haber trabajado juntos ya en diferentes ocasiones. Sin duda alguna una de las obras más personales de Pacheco, y eso se nota por la pasión que desprenden sus ilustraciones.

Imprimir este artículo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top